18 de febrero de 2010

Muere el genio, nace la leyenda

Queridos seguidores,

Este es un blog dedicado al derecho, como su nombre bien indica, concretamente al derecho que regula el mundo de la moda, y es precisamente de eso de lo que voy a hablar aquí. De eso y de muchas más cosas interesantes desde el punto de vista jurídico más actual: de moda, de propiedad intelectual, industrial y de todo este mundo legal que ahora está precisamente tan “ de moda” .



Para hablar exclusivamente de moda ya tengo mi otro blog, como muchos sabéis, pero en esta ocasión y como algo especial no voy a hablar de nada que tenga que ver con el derecho, voy a hablar de algo que ha ensombrecido a la industria de la moda, al mudo del arte y al de esos pocos que llegan a ser número 1: la pérdida de uno de los culpables de que a mi y a muchos otros nos vuelva locos todo lo que tiene que ver con este mundo de belleza, estilo y glamour: Lee Alexander Mcqueen. Hoy escribo en su memoria.





Es curioso que un entorno donde todo es tan bonito, tan perfecto, tan ideal y maravilloso desde fuera pueda albergar en su interior rincones tan oscuros como para extinguir las ganas de vivir de un referente, de alguien que lo tiene todo y que lo ha conseguido todo. Realmente el motivo o la circunstancia personal le hayan llevado a ese extremo es algo que no voy a tocar, eso queda dentro del universo privado de la persona, de Alexander, yo voy a centrarme en la historia del profesional, del diseñador, del genio Mcqueen.

Para el que lea esto y no esté al día en el mundo de la moda voy a explicar brevemente quien fue este gran diseñador. Alexander Mcqueen nació en Londres el 17 de marzo de 1969. La “oveja rosa” de la familia, como él mismo se denominaba, diseñaba y confeccionaba ropa para sus 3 hermanas desde bien pequeño. Nace el genio.

.



Tras trabajar en varios prestigiosos talleres de la capital británica, en octubre de 1996, McQueen ganó el premio al mejor diseñador del año (Best British Designer of the Year). Unos días más tarde fue nombrado sucesor de John Galliano al frente del equipo de diseño de la casa Givenchy, gracias a su “brillante creatividad y maestría técnica”. En 1997 volvió a ganar el mismo premio, compartido con John Galliano, por la colecciones que creo para Givenchy y para su propia marca.


En diciembre del año 2000 por fin pudo dar rienda suelta a su imaginación cuando Gucci adquirió las acciones mayoritarias de la firma de McQueen. Esto le permitió desvincularse de la marca Givenchy y LVMH que, en sus palabras, limitaba su creatividad. En octubre de 2003 fue nombrado caballero de la Orden del Imperio Británico.

El 11 de ferbrero de 2010 acaba supuestamente con su vida en su domicilio de Londres. Comienza la leyenda.

Alexander siempre se ha hecho notar en todos los escenarios y desfiles por sus diseños, más propios de un artista técnico, de un escultor o incluso un arquitecto, que de un diseñador de moda. Siempre imaginativo y perfeccionista, siempre rompedor y femenino, vanguardista e impactante, único e inigualable Mcqueen.








Quien se vestirá a juego con las más divinas ? Quién nos dará ese espectáculo desenfadado, fantástico, atrevido y tan elegante en la alfombra roja? Quien vestirá a los nuevas glorias del glamour? Quién transformará en lujo y exclusividad lo que para otros es ordinario y estrambótico? Quién nos transportará a ese mundo de fantasía futurista en sus desfiles?











Quién podrá sustituir a Alexander?











Se despide un genio. D.E.P

No hay comentarios:

Publicar un comentario